21/5/11

Suminagashi


Este es el nombre que recibe en japonés la técnica de la tinta flotante o papel de agua, papel marmoleado, papel jaspeado ... que tiene su origen en China y Japón entre los años 800 y 1100. Cuando era niño, miraba los papeles de agua preguntándome como era posible hacer algo así. Ya no tan niño, cuando supe cual era el procedimiento, me quedé literalmente boquiabierto, no daba crédito, por lo sencillo de la técnica y sin embargo la complejidad del resultado. Aún hoy, cuando observo alguna de esas maravillas hechas con verdadera maestría, sigo moviendo la cabeza y pensando, ... increible.

El caso es que ayer, por fin, .. fabriqué mi primera pieza de papel de agua, y el resultado dista mucho de las auténticas maravillas que se pueden encontrar en algunas viejas imprentas, pero me siento como un niño que estrena un juguete desde siempre añorado.

Utilizé los siguientes colores: rojo inglés, verde compuesto y amarillo nápoles rojizo. Hay zonas, que al ampliarlas, parecen imagenes de la superficie de la tierra ..






7 comentarios:

Gabriel de la Riva dijo...

Fantástico Francis. Conecta con la estética fractal y con la esencia de la Naturaleza. ¡Qué buenos fondos para nuestros dibujos!. Un abrazo.

Pablo Reina Martinez dijo...

Me encantaba ver como en la biblioteca de mi padre algunos libros antiguos usaban esta técnica. Enhorabuena para ser el primero me parece precioso. Solo queda experimentar mucho y sorprenderse por los resultados tan dificiles de preveer.

Mrs. Peña dijo...

¿Qué buena idea Francisco! Te ha quedado estupendo. Me recuerda mucho a los reflejos que hay a veces en los laguitos del parque Mª Luisa.

Jose A. Sencianes dijo...

Espectacular. Parece un trozo de piedra rojiza sacada de cualquier sierra pirenaica. UN abrazo

Manolo Díaz Galeote dijo...

Cómo mola! Un abrazo.

ojeailustraciones dijo...

Un efecto muy "lisérgico" Francis. En consonancia con tu música ( por cierto, muy estimulante) A ver si hay ocasión para que me expliques con detalle como se hace.
Abrazos
Potri

Ars Natura dijo...

Es cierto que hace volar la imaginación y deja ver paisajes a vista de pájaro de lugares remotos. Me ha gustado esa técnica.