22/6/10

Tarabilla y avena

Otro atardecer, de nuevo. Las espigas de la avena arden bajo el sol. Tamizan la luz inundándola de matizes. Las sombras, despojadas del sol, reflejan lo que queda, el azul del cielo despejado con otros mil matizes que he sido incapaz de capturar.  Todo tiene un límite. Y una tarabilla, ... ¿que mas puedo pedir?.



 Tarabilla y avena. Oleo sobre lienzo. 46 x 61 cm.






3 comentarios:

ojeailustraciones dijo...

Francis, parece que no estás muy satisfecho con tu obra. A mí, particularmente si me gusta, y es más; creo que los mil matices los has bordado, con la dificultad que tienen estas luces. Veo que estas en racha con el óleo. Esa sensación de insatisfacción las tenemos todos con nuestras obras.Y el que diga lo contrario... miente.
Abrazos
Potri

Jose A. Sencianes dijo...

Estimado amigo Francis... tengo un problema. Cuando me mandas una obra en grande antes de publicarla en el blog, y me gusta, siempre entro repetidas veces a ver si cuelgas mas cosas. Digamos que es como un aperitivo que te abre el hambre. Pues eso me pasa con estas cosas.... entro y entro y entro.... y lo último que pienso es en comentar. Yo lo que quiero es ver mas cosas!! Pero claro, todos somos humanos y tenemos un limite productivo. Yo también lo tengo aunque me llames "minuto man". ¿que puedo decirte de la tarabilla y la avena? Sinceramente y hablando en plata... solamente tu tienes huevos de meterle mano a una obra tan sumamente complicada de resolver como esta. Todo está lleno de matices, luces, sombras.. si tuviera que criticar algo, por una vez y sin que sirva de precedente, la tarabilla si faltara no pasaba nada. Excelente trabajo amigo!! Un abrazo

Manolo D. Galeote dijo...

Felicidades Francis. Me imagino el momento... Un abrazo.