14/4/12

Hola! Marisma ..

Hace algo de viento y el cielo está seminublado. Un bando de Chorlitejos grandes y Correlimos comunes junto a algunos Correlimos menudos se alimentan cerca del paseo que circunda la marisma aquí en el Rocio. Abundantes Fochas y algunas Cercetas comunes. La marisma respira, lenta y profundamente. Es como si fuera totalmente ajena a los que desde esta orilla la contemplamos a ella y a toda la vida que acoge, dos mundos tan próximos y al mismo tiempo tan distantes. Dibujando, tengo la sensación de que abro una ventana a través de la cual realmente puedo conectar con ese otro lado, mirarla en definitiva, con otros ojos. 












6 comentarios:

Jose A. Sencianes Ortega dijo...

Un placer y una alegría tu reencuentro con la marisma Francis. Espero que podamos coincidir la próxima vez. El paisaje tremendo, pura atmósfera! UN abrazo

Francisco J. Hernández dijo...

también lo espero Senci. Un abrazo.

Mercedes Peña dijo...

¡Cuanta luz hay en estas acuarelas! Sí, es realmente como una ventana a la marisma. Se respira...

Francisco J. Hernández dijo...

Mercedes, gracias !, .. allí había tanta (luz) .. que no habría cabido en el papel si se hubiera dado el caso de conocer el modo de recogerla, .. casi mejor quedarse mirando ..

ojeailustraciones dijo...

Francis, yo también quiero asomarme por esa ventana y, si puedo, colarme al otro lado. Cada vez me gusta menos estar en este lado, donde estamos los humanos. Tendremos que conformarnos solo con asomarnos.
Estupendos apuntes, como siempre.
Abrazos
Potri

Francisco J. Hernández dijo...

.. si Potri, .. mejor nos quedamos a este lado, de momento, .. Gracias !.
Un abrazo !