3/12/13

Aprendiendo a ver / Learning to see


Desde siempre, me he encontrado con personas que me expresan como les gustaría saber dibujar ó hacerlo mejor de lo que lo hacen. Yo suelo decirles que estoy seguro de que ya saben dibujar, .. risas ... El caso es que hace tiempo empecé a hacerme preguntas a este respecto. Y con el tiempo, he ido aprendiendo cosas, obteniendo algunas respuestas,  a través de mi propia experiencia, de lo que me han enseñado personas que creían que estaban incapacitados para el dibujo, y con la ayuda de autores que desde el punto de vista pedagógico, me han ayudado a comprender que ocurre cuando tomamos un lápiz en las manos. Mi corta experiencia docente, me ha permitido constatar algunas de esas ideas. La consecuencia de todo esto, ha sido que de algún modo, compartir todo lo sorprendente que me he encontrado, es inevitable. Y si como consecuencia, compruebo que algunas personas logran convencerse a si mismas de que un cierto grado de incapacidad no es tal, y en otros casos de que el avance y la mejora en su destreza con el dibujo, es posible, todos contentos. Porque al final, la razón de ser de la pintura y el dibujo, creo que está en el disfrute, en el placer que produce el hecho en si de pintar o dibujar, y no solo en el resultado final. El avance y el aprendizaje, simplemente ocurren, sin remedio, y el resultado final mejora, genera mas motivación y el aprendizaje continua sin posible fin. Algunas personas pensarán que es un modo muy optimista de plantearlo, pero cada cual, estoy convencido que cuenta con su propio potencial. Este potencial puede ser diferente entre unos y otros, .. ¿Porque no aprovecharlo al máximo?, ... Estoy seguro que el desarrollar la capacidad para el dibujo, tiene mas ramificaciones en diversos aspectos de nuestra vida cotidiana de lo que podríamos pensar. 

Hace unos días, hemos finalizado un taller de dibujo que ha sido muy especial para mi. Tuve por un lado, el atrevimiento de titularlo así, .. Taller de Dibujo para Científicos, y por otro, la suerte de haber podido impartirlo en un centro del CSIC, la Estación Biológica de Doñana. Dirigido a personal técnico, investigador, becarios y estudiantes de postgrado de este prestigioso centro de investigación, he contado con la presencia de 12 alumnos. Y ha sido especial, porque mi historia profesional en relación con la biología y la ilustración, se gestó aquí, y se materializó también aquí de diversas maneras. Dos facetas que se entrelazan y acaban dando lugar a estos tres días en los que profundizamos sobre como, el aprender a ver de otro modo, del modo en que necesitamos ver para dibujar, puede convertirse en una herramienta de comprensión de la realidad, y en que medida, esto puede influir positivamente en el trabajo de un científico ó de una persona cuyo material de trabajo, es la propia naturaleza. En último término, dibujar para comprender, para expresarse creativamente, para adquirir grados de libertad. 

Quiero dar las gracias a mis estimad@s alumn@s, Manuela, Mari Carmen, Javier, Carmen, Lola, Rosa, David, Ana, Miguel, Inés, Rosa y Roger, por su atención y por la excelente disposición para abordar terrenos inexplorados e inseguros. Quiero dar también las gracias a Juanjo Negro, director de la EBD, Montserat Vilá, Begoña Arrizabalaga, David Aragones e Isabel Afán por todas las facilidades y medios puestos a nuestra disposición, y a José Luis Tella y David Serrano por su apoyo y ánimos para que este taller se llevara a cabo.

Faltó, por circunstancias, la foto de familia, llegará.